Claudia Rivera niega fricción con el gobernador por tema de Canoa

Hay disposición para la transición de Canoa a municipio afirmó la alcaldesa de Puebla

Foto: El Despetar

Por Karla Cejudo

La alcaldesa de Puebla, Claudia Rivera Vivanco expresó que no posee ninguna fricción con el gobernador Miguel Barbosa Huerta, sobre convertir la junta auxiliar de San Miguel Canoa en municipio, esto ante las declaraciones del mandatario estatal sobre no necesitar su permiso para llevar a cabo el proceso de transición.

En entrevista, Rivera Vivanco comentó que ella y su gabinete se encuentran en toda la disposición de apoyar en lo que sea necesario para que este proceso se lleve a cabo, en la medida de sus posibilidades, puesto que lo que se busca es lo mejor para la gente que ahí habita.

“Yo desde que plateó el gobierno la posibilidad de que sea Canoa municipio, estoy sumada en voluntad y en las estrategias que se tengan que implementar para que sea municipio”, sentenció.

Resaltó que en ningún momento haya rechazado la idea, como se dio a conocer en ciertos medios de comunicación, puesto que solo expresó que existen ciertos requisitos que la junta auxiliar tiene que juntar para que pueda cambiar a municipio, los cuales tienen que ser comprobados por el Congreso del Estado.

Reiteró su cooperación en la coordinación con los requerimientos que se le pidan para este proceso y sostuvo que el gobernador no viola la autonomía del municipio al iniciar este proceso, puesto que existe una cooperación entre ambos.

El gobernador del estado, afirmó en conferencia de prensa en días pasados que no tiene que consultar a la presidente municipal para iniciar este proceso, puesto que él en campaña habló de dos juntas auxiliares que tienen las características propias de un municipio: San Miguel Canoa y San Francisco Totimehuacán.

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.