Conoce los atractivos de la Capilla Sixtina

Lo que llama la atención son sus pinturas que se encuentran alrededor de la Capilla

Foto: National Geographic

Por Nancy Camacho

La Capilla Sixtina es uno de los mayores tesoros del Vaticano, en Roma y del mundo en general. Es conocida tanto por su decoración, como por ser el templo en el que se elige y corona a los Papas.

La construcción del edificio se llevó a cabo entre 1473 y 1481 durante el mandato del Papa Sixto IV, a quien debe su nombre actual. El arquitecto encargado de la construcción fue Giovanni de Dolci, siendo la única obra por la que se le recuerda.

Lo que llama la atención de la Capilla Sixtina no es su arquitectura, sino los frescos que recubren por completo las paredes y el techo. Algunos de los artistas más importantes que trabajaron en ella son Botticelli, Perugino, Luca o Miguel Ángel.

En la Capilla Sixtina se puede observar pinturas como:

El techo de la Capilla Sixtina.

Todos los frescos del techo de la Capilla Sixtina son obra de Miguel Ángel, que tardó cuatro años en pintar la bóveda, desde 1508 hasta 1512. Si algo destaca en las imágenes del techo son las nueve historias del génesis que ocupan la parte central y están representadas las escenas desde la Embriaguez de Noé hasta la Separación de la Luz de la Oscuridad.

•Colores depurados.

El restaurador Gianluigi Colalucci, en 1993, limpia la cabeza de san Bartolomé en una sección del fresco del juicio final de Miguel Ángel.

Los frescos de la Capilla Sixtina

La complejidad iconográfica de la obra es extraordinaria. La parte central la componen una selección de escenas del Antiguo Testamento: La creación del mundo, La creación de Adán y Eva, El pecado original, El sacrificio de Noé, El Diluvio y, por último, La ebriedad de Noé, que representa la expresión más vil del ser humano contaminado por el pecado.

En ambos lados, conectando con los frescos de los muros laterales, aparecen representaciones de las Sibilas y los Profetas, que flanquean la bóveda como precursores de la llegada del Mesías. Los ángulos, ocupados por las pechinas, contienen escenas de los milagros de la salvación de Israel que prefiguran la venida de Cristo.

La creación de Adán

Es una de las escenas de los frescos de la bóveda de la capilla Sixtina pintados por Miguel Ángel entre 1508 y 1512 en los Palacios Vaticanos.

Cristo y la Virgen

Cristo, como juez supremo, aplaca con su gesto la agitación de su alrededor. Su rostro podría estar inspirado en la cabeza del Apolo del Belvedere, hoy en el Museo Pío-Clementino.

La Basílica de San Pedro

La imagen muestra la plaza diseñada por Bernini y la basílica con la cúpula planeada por Miguel Ángel y terminada en 1590. A la derecha se ve la capilla Sixtina.

Cúpula de San Pedro

Tras la muerte de Miguel Ángel, la finalización de la cúpula de San Pedro recayó en Domenico Fontana y Giacomo de la Porta, que apenas variaron el proyecto original.

Pablo III

Retrato del papa realizado por Tiziano. Museo de Historia del Arte, Viena.

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.