Día de Muertos, una tradición viva en la BUAP

A través de sus ofrendas, la Universidad rinde homenaje a tres destacadas mujeres de Puebla: Elena Garro, Herminia Franco y María Cuanalo

Foto: BUAP

Por Redacción

Flores de cempasúchil, incienso, calaveras con elementos prehispánicos, el tradicional pan de muerto y alimentos típicos de la región conforman los altares dedicados a Elena Garro, Herminia Franco Espinosa y María Cuanalo Rojas, reconocidas mujeres que este año fueron motivo de homenaje en la BUAP en la celebración del Día de Muertos.

El Edificio Carolino es uno de estos espacios: a su entrada destaca la ofrenda a la escritora poblana Elena Garro, considerada una de las más importantes del siglo XX; dramaturga, cuentista y novelista, relacionada con el realismo mágico, escribió 11 novelas, 11 obras de teatro, 9 cuentos, entre otros trabajos.

Su altar, estilo Huaquechula, tiene una forma piramidal y está tapizada de tela de satín blanco, flores blancas y las ceras chorreadas; la ofrenda está elaborada con estructuras de madera en su mayor parte y cartulina troquelada que delinea figuras de herrería llamadas barandales de muertos. Cuenta con tres niveles: el primero representa el plano terrenal (donde se ponen los objetos y comida que en vida le gustaron al difunto); el segundo es la división entre el cielo y la tierra; y el tercero, el paso del alma al cielo.

En el Museo Universitario Casa de los Muñecos se alza el altar en honor a Herminia Franco Espinosa, primera mujer en graduarse como médica del Colegio del Estado de Puebla, en 1918; como practicante atendió a heridos de la Revolución Mexicana y fue parte de quienes encabezaron la participación de la mujer en la vida científica mexicana del siglo XX.

En el Museo de la Memoria Histórica Universitaria se encuentra la ofrenda a María Cuanalo Rojas, primera estudiante mujer que concluyó sus estudios en la Escuela de Medicina de Puebla en 1926 y obtuvo su título de médica, cirujana y partera un año después; además fue la primera académica que defendió públicamente los derechos de la autonomía universitaria, acontecimiento relevante e histórico para la BUAP.

Si bien no forma parte del Corredor de Ofrendas, la elaborada por la comunidad de la Preparatoria Emiliano Zapata, es singular: montó una ofrenda monumental de siete pisos, 12 metros de largo, dedicada al reconocido caudillo a un siglo de su asesinato. La base del altar son diseños de Alejandro Teutli, docente de la preparatoria y artista plástico, los cuales fueron cubiertos con aserrín; cuenta con un largo camino de flor de cempasúchil que guía hacia un cráneo con elementos prehispánicos.

Las ofrendas del Corredor estarán expuestas hasta el 3 de noviembre, de 10:00 a 20:45 horas, para las de Herminia Franco y Elena Garro, mientras que para la de María Cuanalo hasta las 20:00 horas.

Otras de las celebraciones alusivas al Día de Muerto que realiza la BUAP, a través de la Vicerrectoría de Extensión y Difusión de la Cultura, son el “Festival de muertos y leyendas”, una celebración para festejar la dualidad de la vida y la muerte con un corredor de ofrendas, presentaciones de teatro, narración de leyendas, conferencias, exposiciones, concurso de calaveritas literarias, conciertos de música y ciclo de cine.

Además, el 30 de octubre se realizó el concurso de catrinas en la Plaza de la Democracia, y el tradicional Pasacalles en el Centro Histórico.Los días 12, 15, 19, 22 y 26 de noviembre tendrá lugar un ciclo de cine de Día de Muertos y de horror de Bram Stoker, en el Salón de Proyecciones del Edificio Carolino, a las 17:00 horas

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.