Padre e hijo comprometidos con la seguridad de los poblanos

Alfonso y Ángel son policías y siguen la tradición familiar; son disciplinados y muy estrictos

Foto: El Despertar

Por Norma Angélica Herrera

Alfonso Torres Arias y Ángel Alfonso Torres Sánchez son herederos de un legado policíaco y quieren honrar al apoyar a la ciudadanía por amor al prójimo, son padre e hijo y pertenecen a la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

“Toda la familia es policía, se lleva una disciplina, son muy estrictos en las labores tanto del trabajo como la familia”, reconoció Ángel.

Alfonso Torres Arias, comandante de la Policía Municipal, tiene 40 años dentro de la corporación e ingresó por seguir los pasos de su padre, quien también fue policía. Desde niño le gustaba ver cómo su papá portaba el uniforme y con las pláticas que tenía con él, siempre se interesó en ayudar a los demás.

“Él estaba contento en la policía y cuando platicábamos me interesé en ser policía. Es una satisfacción ayudar a la gente, no somos moneditas de oro, pero por ayudar a la gente siempre recibe uno una recompensa como lo es el respeto de la gente”, aceptó.

Los mejores consejos que recibió de su padre fue que apoyara a la ciudadanía sin esperar nada a cambio.

Hoy, tiene tres hijos que quisieron seguir sus pasos y son policías. Ángel Alfonso, tiene mes y medio dentro de la corporación y pertenece a la zona 7, mientras que Alfonso, de 38 años, ingresó a las filas de la Policía del Estado.

El tercero es José Fernando, tiene 20 años, era mariachi y hoy tiene la ilusión de ingresar a la Secretaria de Seguridad Ciudadana por lo que ya inició los trámites para sumarse.

“Es un orgullo que se enseñen a llevar los pasos de alguien a quien le ha gustado ser policía, espero que ellos sigan mis pasos del buen camino, en ayuda a la ciudanía”, reconoció.

RECONOCE TRAYECTORIA DE SU PAPÁ

Ángel Alfonso Torres Sánchez reconoció que admira a su papá porque ha desempeñado un papel importante dentro de la policía, ya que ha logrado cargos como supervisor y comandante.

“La entrega y responsabilidad de su trabajo, lo llevó a sus grados a supervisor y comandante y eso le costó años de experiencia y situaciones poniendo en riesgo su propia vida”, dijo.

El policía aseveró que a lo largo de la carrera de su papá han percibido como familia sus preocupaciones y como arriesga la vida por los demás.

“Es una experiencia enorme porque a lo largo de su carrera percibimos muchas cosas, es una fuerte responsabilidad arriesgándo la vida por personas que no conoce uno”, dijo.

ÁNGEL ALFONSO, UNA NUEVA GENERACIÓN

El joven reconoció que a mes y medio de haber ingresado a la corporación le está tomando amor a la carrera policíaca. Afirmó que tiene una gran responsabilidad en sus manos por todo el bagaje familiar que trae y por el que no puede fallar.

“En mi caso si es amor, apenas le estoy agarrando amor a la corporación por lo mismo que toda la familia es del medio policiaco, son muchas anécdotas que nos cuenta para experimentarlo en carne propia”, aceptó.

Dijo que su sueño siempre fue llegar a ser policía y a destacar como su padre. Las enseñanzas que él le dio, le dejaron la espinita de seguir sus pasos y superarse como él. Hoy, quiere destacarse en la corporación con trabajo y desempeño por lo que aplica los consejos que su padre siempre le da.

“Que valore el trabajo que andemos muy pendientes en la calle por el índice delictivo que está muy fuerte, por eso conviene cuidarse”, mencionó.

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.