Taxistas vs Uber, la guerra del transporte

Inseguridad para los usuarios, problemática que comparten ambas alternativas

Foto: El Despertar

Por Desireé Hill

El arribo a la ciudad de Puebla de las plataformas de transporte ejecutivo prometía a los ciudadanos una nueva alternativa para desplazarse de manera más segura, organizada y, en algunos casos, hasta económica.

No obstante, en los hechos, además de los múltiples conflictos con los servicios de taxis tradicionales, los nuevos operadores de transporte se han visto involucrados en situaciones que ponen en duda sus niveles de seguridad y, por tanto, su permanencia en el mercado poblano.

En el presente trabajo, ElDespertar.mx hace un recuento de las problemáticas que han acompañado la operación de la plataformas digitales desde que Uber llegó a Puebla en el año 2015. 

EN LA MIRA CHOFERES DEL SERVICIO EJECUTIVO

El pasado 13 de noviembre se registró un enfrentamiento en la zona de la Central de Autobuses Puebla; esto entre un taxista de sitio y un conductor de Uber, quien después de participar en una acalorada discusión terminó por retirarse supuestamente del lugar.

Momentos más tarde, un grupo de personas presuntamente relacionadas con el conductor de la plataforma ejecutiva regresaron y dispararon al taxista en la pierna.

En 2017, Alexis Díaz socio de Cabify fue vinculado a proceso por la muerte de Mara Castilla, estudiante de la Upaep.

En 2018, fueron detenidos cuatro sujetos involucrados en el asalto y homicidio de un abogado en un domicilio de la colonia Bosques de Manzanilla; el líder de la banda era chofer de Uber.

En este contexto, integrantes del Consejo Taxista (CTEP) dieron a conocer en rueda de prensa que no estaban de acuerdo con la forma de trabajar de las Empresas de Redes de Transportes, por ello harían llegar a la Secretaría de Movilidad y Transporte más de 12 mil amparos en contra de esas compañías para solicitar su salida.

SERVICIOS

Actualmente en la Ciudad de Puebla existen:
9,000 socios de Uber 15,000 taxistas convencionales 10 millones de personas se mueven en vehículos del servicio mercantil al día 3.5 millones de viajes se registran en transporte público y taxis 175 mil de estos viajes se realizan en Uber.

LA CONTRAPARTE

El servicio tradicional de taxis tampoco está exento de problemas, dicen los usuarios, situación que ha motivado también a la ciudadanía a abandonar a las unidades que se identifican con los colores negro y amarillo.

En referencia a la seguridad, la usuaria Jessica comenta que “de por si viajar sola es algo que la hace sentir insegura”; luego entonces subirse a un taxi convencional la aterra más.

La joven afirma que utilizar Uber la hace sentir más tranquila, debido a que la aplicación le da la oportunidad de compartir su ubicación en vivo, además de que sabe quién es su chofer y tiene la facilidad de pagar con tarjeta.

Por otra parte, Jonathan puso como ejemplo la comparación de costos en cuanto Uber y un taxi. Señaló que de su trabajo a su hogar un taxista recientemente le cobro $120 pesos, cuando en Uber ha llegado a pagar alrededor de $80 pesos.

Liliana comentó que prefiere hacer uso de la aplicación de DIDI, que también forma parte de los servicios de transporte ejecutivo. Mencionó que las veces que llega a utilizar un taxi es porque el conductor es conocido suyo.

LA COMPETENCIA

Las estadísticas indican que, con la llegada de las aplicaciones, los taxistas registraron una caída en sus ingresos de casi el 20 por ciento, mientras que los ingresos para los conductores se dispararon en los últimos años alrededor del 100 por ciento.

Las ganancias de los choferes del servicio ejecutivo son variables, dependiendo el porcentaje de la comisión establecida por la plataforma para cada viaje, pero generalmente es del 25 por ciento.

LA SOLUCIÓN

En este sentido, el titular de la Secretaría de Movilidad y Transporte, Guillermo Aréchiga, dio a conocer que la dependencia a su cargo ya tiene conocimiento del padrón total de taxistas, conductores de Uber, Didi, Cabify e Easy Taxi, y que el próximo año serán reguladas todas estas aplicaciones.

Se prevé que tengan botones de pánico y cámaras de vigilancia, ambos dispositivos conectados al C5, para mayor seguridad de las y los usuarios.

Finalmente, las y los poblanos consideraron que erradicar este tipo de aplicaciones no depende de los taxistas, sino que debería ser algo que se consulte directamente con la población, quienes son los principales afectados o beneficiados de cualquier alternativa de transporte público.

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.