Jorge Drexler cautiva a Guadalajara con serenidad

El cantante uruguayo concluyó anoche en el Teatro Diana su gira Silente por el territorio mexicano y tal como hizo en Ciudad de México y Puebla

Foto: Agencia Reforma

Por Yoana Rodríguez, Agencia Reforma

Guadalajara, México 10-Nov-2019 .- El concierto de anoche de Jorge Drexler fue exactamente todo lo que su música es, serena, lírica, entre cuerdas, narradora de emociones e historias humanas que obligan a la escucha atenta y el canto en murmullo.

El cantante uruguayo concluyó anoche en el Teatro Diana su gira Silente por el territorio mexicano y tal como hizo en Ciudad de México, y también cómo hizo hace casi dos años en su último concierto aquí, primero apareció en escenario y sin pronunciar palabra de arrodilló ante el público y su aplauso.

Su público sabe que no es un concierto de euforia, saltos o gritos estridentes. Por el contrario, son presentaciones que bien podrían tomar como escenario un bar bohemio, entre tragos y humo de cigarrillo.

Durante la primera parte de la noche, los aplausos se transformaron en el chasquido de los dedos y entre arreglos improvisados y las anécdotas detrás de ellas, se escucharon canciones como “Transporte”, “Eco”, “Deseo” y “Mi Guitarra y Vos”.

Luces ocre fueron todo el elemento que tuvo por escenografía y las cuales por momentos se apagaban para dejar únicamente a Drexler y su guitarra en un show improvisado, real y también con sus fallos técnicos en el sonido.

Quizá una manera del cantautor de demostrarse a sí mismo y a su público que la esencia de su música permanece intacta, incluso después de ganar en 2018 tres Grammy Latino a Grabación del Año, Canción del Año y Álbum Cantautor con su último disco Salvavidas.

Como cada buen concierto, la joya de la noche fue escuchar viejas canciones de los primeros discos, de otros autores y temas que no forman parte de ningún álbum.

De ellas “La Aparecida”, primer tema que Jorge Drexler escribió hace 30 años. Seguido de la interpretación improvisada de “Edén”, a petición del grito de un fan y que también fue parte de ese primer álbum de 1992.

Así como “El Tiempo Está Después” del compositor Fernando Cabrera, a dueto con la dupla de Ampersan, teloneros del concierto.

Entre canciones, anécdotas, silencios y bromas transcurrieron las dos horas de concierto. Un domingo dedicado al amor, la soledad y la vida

QUIZÁS TE PUEDE INTERESAR

Indagan en aduanas a 80% de los mandos

El 80 por ciento de los administradores de las 49 aduanas del País están bajo investigación.

Entrevista con Jonathan Collantes

Proponen sancionar a choferes que no cumplan con el reglamento del transporte público.